El primer lote de pruebas rápidas del COVID-19 compradas por el Gobierno a una empresa China no funcionan. El Ministerio de Sanidad ha tenido que reconocer la falta de efectividad del primer lote (unos 9.000).

Por su parte, la Embajada China en España ha confirmado que el Ministerio de Comercio de China elaboró una lista de proveedores certificados para la compra de los test, pero España decidió adquirir un 1er lote con la empresa «Shenzhen Bioeasy Biotechnology«, la cual no aparece en el listado de empresa certificadas.

La sensibilidad era inferior al 30%

La Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) ha advertido que ese lote presenta una sensibilidad inferior al 30 % en la detección del COVID-19, cuando deberían ser superior al 80 %.

Los expertos han recomendado no utilizar estos «test rápidos» ya que pueden dar falsos positivos.

El coordinador de Emergencias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, ha indicado que este lote de 9.000 «test rápidos» se van a devolver a la empresa. Se espera que en los próximos días lleguen nuevos «test» de proveedores certificados, que logren aliviar a los laboratorios de microbiología, que están al limite de su capacidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.