El Gobierno de los Estados Unidos ha presentado formalmente cargos penales contra varios miembros del chavismo, acusados de narcotráfico, lavado de dinero y terrorismo.

Entre ellos se encuentra Maduro, donde se ofrece una recompensa de 15 millones de dólares y Diosdado con una recompensa de 10 millones de dólares.

Según la acusación dada a conocer en rueda de prensa por el fiscal general, William Barr, Maduro «ha permitido usar Venezuela como un lugar seguro para el narcotráfico» en la región. «Ha inundado Estados Unidos de cocaína«, ha dicho.

Cártel de los Soles

Barr aseguró que desde 1999 Maduro y otros altos cargos del chavismo, como Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), forman parte del «Cártel de los Soles», cuyo nombre se refiere a las insignias que llevan en los uniformes los militares venezolanos de alto rango.

Según Barr, Maduro, como «líder» del Cártel de los Soles, y los otros funcionarios venezolanos han trabajado con los disidentes de las FARC para hacer llegar a EE UU a través del Caribe y varios países de Centroamérica, incluido Honduras, unas 250 toneladas de cocaína por año.

El fiscal general ha acusado al mandatario bolivariano y sus colaboradores de valerse de este cártel para «llenarse los bolsillos» y consolidar su poder, así como para «usar la cocaína como un arma» contra Washington.

Se trata de la segunda vez en la historia de EE.UU. que se presentan cargos contra un jefe de Estado después de que, en 1989, fiscales de Miami acusaran de narcotráfico al dictador panameño Manuel Antonio Noriega, que fue detenido durante la invasión estadounidense, enjuiciado y encarcelado en Florida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.