El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, ha tomado una nueva decisión en la lucha contra el coronavirus: «Todos los trabajadores de actividades no esenciales deberán quedarse en casa en las próximas dos semanas.»

Esta decisión la acaba de anunciar en una rueda de prensa desde el Palacio de la Moncloa, donde confirma que el día de mañana será aprobada en un Consejo de Ministros extraordinario.

Es una medida para tratar de reducir en toda España la movilidad de las personas, disminuyendo la posibilidad de un contagios. El objetivo es descongestionar las UCI de los hospitales españoles, que están al borde de la saturación.

Permiso retribuido a los trabajadores

Para esta medida, el consejo de ministros aprobará un permiso retribuido recuperable, el cual se aplicará a todos los trabajadores de todas las actividades no esenciales en todo el territorio español.

Con este permiso las personas no tendrán que trabajar desde el 30 de marzo hasta el 8 de abril. (ambos incluidos)

Salario y recuperación del tiempo

Durante los días que dure este permiso retribuido, los trabajadores recibirán su salario normal y cuando se supere toda la crisis por el coronavirus deberán recuperarán las horas de una manera espaciada en el tiempo.

Sectores afectados

«La idea es que un trabajador que trabaja en una obra, a partir del 30 de marzo no lo hará y podrá tener ese permiso retribuido. En cambio, un enfermero sí lo hará», ha añadido el presidente.

Existe una lista preliminar de sectores esenciales, que si deben continuar trabajando.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.